Pornografía, pecado y consecuencias – Parte 2

“Así que, amados, puesto que tenemos tales promesas, limpiémonos de toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios.”

2 Corintios 7:1

En el primer artículo hablamos sobre qué es la pornografía; cuáles son las adicciones generales de la misma, y mencionamos que: “El sendero de la pornografía conduce a la soledad, la enemistad y el dolor”, al mismo tiempo que explicamos las degradaciones que contiene la pornografía, las cuales son tres:

1.- Es burlona.

2.- Es violenta por naturaleza, y nada en ella es amor.

3.- Es progresiva.

Finalmente, vimos datos médicos acerca de los efectos de la pornografía y la masturbación; pero en este artículo, quiero enfocarme en ver los efectos de la pornografía no solo médicos sino personales, y sobre todo, darte algunos consejos prácticos para vencer este horrible pecado. Para ello, quisiera mostrarte algunas estadísticas en México, para que puedas ver la realidad y peligro que corre nuestra sociedad

Estadísticas en México  

Actualmente, los tres países que más consumen porongrafía son: Estados Unidos, Reino Unido y Canadá. Sin embargo, México no está muy lejos de ellos, pues este se posicionó en el lugar 11 de la tabla (hasta hace dos años), sólo por debajo de Brasil. Para el año pasado, México se posicionó en el número 10 de los paises que más consumen pornografía en uno de los sitios web más grande del mundo.[1]

Según los datos arrojados por la empresa de pornografía más grande del mundo, el tipo de contenido sexual que se consume en México, va desde el lesbianismo, busqueda de “animé sin censura”, y hasta el “sexo japonés”. Cabe mencionar que este pecado no es de un nicho varonil meramente, sino que de hecho, el consumo de pornografía por el público femenino aumentó un 32%, siendo México parte de los tres primeros paises en consumo pornográfico por público femenil. Estas estadísticas deben no solo alertarnos, sino hacernos entender que hay un pecado real, al cual tanto hombres como mujeres están siendo expuestos, y que nuestro país está sufriendo una degradación moral severa a causa de este pecado palpitante.

Efectos y consecuencias.

Consecuencias en tu persona (en tu espíritu)

Alguien dijo una vez: “Los ojos son la ventana del alma”. Lo que vemos, entra al corazón y definitivamente afectará ya sea positiva o negativamente a nuestro espíritu.

  • La pornografía te hará adicto:

Investigaciones neurológicas han revelado que el efecto de la pornografía en internet en el cerebro humano es muy potente, de hecho, más que químicos adictivos como la cocaína o la heroína. Sólo para entender la gravedad del asunto, algunas estadísticas arrojan que hay más de 1.9 millones de personas que consumen cocaína, y alrededor de 2 millones de personas consumiendo heroína en los Estados Unidos; esto, en comparación con los 40 millones de usuarios habituales al consumo pornográfico en línea, debe ser una luz roja frente a nosotros.

Morgan Bennett en su artículo sobre la investigación neurológica sobre la pornografía y sus efectos cometa:

  • La “cocaína” se considera un estimulante que aumenta los niveles de dopamina en el cerebro. La dopamina, es el neurotransmisor principal que libera las sustancias más adictivas, al tiempo que provoca una “descarga” y un deseo posterior de una descarga repetida, en lugar de un sentimiento posterior de satisfacción a través de las endorfinas.
  • La “heroína” por otro lado, está hecha con opio, que tiene un efecto relajante. Ambas drogas causan tolerancia química, esto significa que requiere cantidades crecientes de la droga, para así logar la misma intensidad de efecto.
  • La pornografía, tanto al despertar (el efecto “alto” a través de la dopamina), como al provocar un orgasmo (el efecto “relajante” a través del opio), es un tipo de “multi-droga” que causa ambos tipos de químicos adictivos en el cerebro, y a su vez, aumentando tu tendencia adictiva.

«sin límite ni satisfacción»

La pornografía en internet hace más que aumentar significativamente el nivel de dopamina en el cerebro para una sensación de placer. Literalmente altera la materia física dentro del cerebro, para que las nuevas vías neurológicas, necesiten más material pornográfico para poder provocar el sentimiento de recompensa deseado.

Estos caminos adictivos, no solo hacen filtrar cada estimulo sexual a través del filtro de la pornografía, sino que despierta el deseo de más contenido pornográfico, sin límite ni satisfacción; lo que eventualmente lleva al deseo y busqueda por más prácticas de tabúes sexuales, intercambios matrimoniales, pornografía infantil o sadomasoquismo.

Pero la situación empeora. La adición a la pornografía supera las características dañinas, ya que no se pueden metabolizar fuera del cerebro, porque las imágenes pornográficas se almacenan en la memoria del cerebro.

  • La pornografía crea una irrealidad en ti. Falsas expectativas.

La pornografía tiene el propósito de ser una adicción, pero también tiene el fin de destruir el propósito de Dios para el sexo, ya que crea en los consumidores falsas expectativas de la realidad del sexo. Es impresionante saber cómo los actores pornográficos; mujeres y hombres hacen muchos cambios fisiológicos. Cómo trasmiten sin censura la infidelidad, el incesto, promiscuidad  y demás perversiones.

Consecuencias en tu soltería.

«No reprendas al anciano, sino exhórtale como a padre; a los más jóvenes, como a hermanos; a las ancianas, como a madres; a las jovencitas, como a hermanas, con toda pureza» – 1 Timoteo 5:1-2

La soltería es una hermosa etapa en la cual Dios debe ser el centro y deleite de tu ser; debemos vivir satisfechos en Él por sobre todas cosas. El Rey Salomón, en el libro de Proverbios dio consejos a su hijo, y uno de ellos era alejarse de la mujer extraña. Dios no quiere que el hombre soltero se enrede con ninguna mujer, solo con la que será su esposa cuando lo sea.

En la soltería debes de mirar a tus hermanas con toda pureza. La pornografía hace que mires a las mujeres como objetos sexuales, y no como hermanas. Si cedes al pecado sexual, a la masturbación, la pornografía y todo lo que conlleva, te verás sumergido cada vez más y más en la prisión y efectos de la pornografía. Igualmente creará en ti una falsa perspectiva del sexo y tendrás problemas en el matrimonio.

«No seas pasivo al respecto, pide ayuda.»

Muchos jóvenes solteros, piensan que cuando ya se casen podrán vencer su lucha contra la pornografía y la masturbación, pero esta es la peor mentira que pueden creer. Ya que si no matan ese pecado, aun cuando se casen seguirá viviendo en ellos, y tarde o temprano, dominará sus vidas. La Palabra de Dios nos llama ardientemente a hacer morir todo lo terrenal y carnal en nosotros; fornicación, impurezas, pasiones desordenadas, malos deseos y avaricia, que es idolatría (Colosenses 3:5).

Si has visto todas estas consecuencias y datos desarrollados ante las consecuencias de la pornografía, no seas pasivo al respecto, pide ayuda.

Consecuencias en tu matrimonio.

Dios diseñó el matrimonio en su verdad y santidad (Marcos 10:2-9). Él diseñó el sexo para el matrimonio, pero la pornografía como vimos tiene el propósito de arruinar el matrimonio que refleja la gloria y majestad de Dios.

Las consecuencias de consumir pornografía son letales; por años los estudios multidisciplinarios en las ciencias sociales, han expuesto que la pornografía en internet, que es donde más se consume actualmente, es un daño social masivo, ya que socaba la unidad matrimonial, causa abuso sexual, adicción de por vida, infidelidad, y percepciones o expectativas no saludables en el sexo.

«No dejes que este pecado arruine tu matrimonio.»

Definitivamente el consumo de la pornografía causará grandes daños en el matrimonio. Muchos matrimonios son destruidos por este problema; hombres que prefieren masturbarse, que tener relaciones con su esposa; que de tanto consumir pornografía su conciencia es cauterizada y ejercerán el abuso sexual, aunque ellos reconocen que están mal, es una adicción que no pueden quitar de la noche a la mañana, pues ya están tan infectados y enfermos de la pornografía y sus propósitos.

Mujeres que serán infieles por la influencia de la pornografía, que caerán en prácticas lesbianas, pues la pornografía no tiene límites. La pornografía tiene el propósito de denigrar al hombre y a la mujer que son creados a la imagen de Dios, y reducirlos a lo más vil. Si por ella fuera, sería mejor que todos fueran adictos a ella, aun llevándolos a bestialidades, tales como la zoofilia.

Dios quiere que tu matrimonio sea puro y sin mancha, no dejes que este pecado arruine tu matrimonio.

Consecuencias en tu noviazgo.

El noviazgo es la ante sala para el matrimonio, pero no podrás tratar a tu futura esposa con dignidad y honor, si aún desde el noviazgo te alimentas de la pornografía, ya que te cegará a no ver la hermosura de aquella mujer reservada para ti, sino solo como un objeto para tus ilusiones sexuales. La pornografía degradará y desdeñará tu compresión del noviazgo y del matrimonio. Ese pecado no se irá de ti, a menos de que lo mates. No hay otra opción, o lo matas a él, o él te matará a ti.

Consecuencias en la sociedad.

La pornografía ha desatado una serie de catástrofes devastadoras, ha dejado desorden, y muchos males y trastornos. Nada bueno hay en ella. La industria pornográfica en internet, se produce a través de seres humanos reales, que casi siempre se dedican a actos ilegales y deshumanizantes, como la prostitución, la violación, el tráfico sexual infantil, el asalto, e incluso asesinato.

Aunque supuestamente la pornografía se considera “privada” en nuestra sociedad, los efectos sociales de las conductas y normas sexuales colectivas, incluidos los efectos de la pornografía en internet, no pueden mantenerse en “privado”. Como la pornografía es sexual, es inherentemente relacional, y por lo tanto, es inherentemente social. La forma en que las personas se relacionan entre sí en la sociedad es importante, pero la forma en que las personas se relacionan sexualmente, es crucial para el sustento de una sociedad, porque incentiva o desincentiva la base misma de la sociedad que es la unidad familiar.

Conclusión.

Vencer este pecado no es fácil, pero es posible (1ª Cor. 15:57). Al igual que con cualquier otro pecado, es necesario que humildemente reconozcas tu condición; en otras palabras, sé honesto. Entiende la gravedad del pecado, y confiésalo ante Dios. Aunando a ello quisiera animarte a “armar un plan de guerra”. Recuerda, no estás solo, y para vencer, te invito a involucrar a otros, empezando por tu conyuge. Echa mano de recursos que te ayudarán en el proceso de tu limpieza espiritual, tales como:  Covenant Eyes o Accountable2You.

Habilita controles parentales para restringir tu acceso a determinadas páginas, y cede la contraseña a aquel o aquellas personas que te acompañen en este proceso; no seas soberbio y batalles solo. Haz cambios de horario; generalmente quienes consumen este tipo de contenido es de manera nocturna y a solas, por lo que te invito a que modifiques tus patrones de vida, y no te expongas a tu propia debilidad. Y finalmente, no dudes en acercarte a tu pastor o consejero personal. No hay mejor apoyo que puedas recibir que el de tu iglesia local; lucha, y una lucha en conjunto tiene siempre más posibilidades de vencer (Gál. 6:1-2).

Quisiera hacer dos invitaciones, primeramente a todos aquellos que son creyentes y son esclavos de este pecado, debes saber que puedes vencer, pero sólo por la sangre del Cordero; sólo por medio de nuestro Señor Jesucristo quien murió por esos pecados; sí, por ese pecado tan grave, denigrante, y esclavizante también. Recuerda que en Él hay perdón y restauración, tu puedes tener su verdad y disfrutar de su diseño original para el sexo, pero no dejes que tu vida sea desperdiciada y destruida, el día para cambiar es hoy.

Igualmente si has leído este ensayo, y no conoces nada respecto al cristianismo, quiero decirte querido amigo que Dios es veraz y amoroso, en Él se encuentra la verdadera restauración y salvación de tu alma, por medio de Cristo Jesús, y la salvación que te ofrece por gracia, puede librarte de cualquier pecado, aún si estas preso en la pornografía. Cristo tiene poder sobre todo éste universo para salvarte y restaurar tu vida a la plenitud de su verdad. Sea cual sea tu vida y pecados, en Cristo hay perdón, libertad y una vida para su gloria eterna.

 

Erick González es Licenciado en Teología, y misionero a la reserva indígena Ngäbe – Buglé, Panamá. Es miembro de la Iglesia Bautista del Norte en Monterrey, Nuevo León; actualmente cursa una maestría en Predicación Expositiva en la Universidad Cristiana de las Américas.

 

Bibliografía y recursos de apoyo.

https://www.milenio.com/estilo/mexico-ocupa-11-paises-ven-porno

Challies, Tim. Limpia tu mente (Spanish Edition). B&H Publishing Group. Edición de Kindle.

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp